Capturando información valiosa. Cómo el monitoreo participativo puede ayudarnos a entender mejor las lluvias

Por Practical Action el 21.02.2020

¿Cómo el monitoreo participativo puede ayudarnos a entender mejor las lluvias? Para adaptarnos y convivir junto a fenómenos naturales, que en gran medida son impredecibles, tener sobre ellos información clara, confiable y oportuna nos hace una comunidad mejor preparada. Pero, ¿cuál es nuestro rol como ciudadanía para generar esta información? En este blog conocerás cómo vecinas y vecinos de la cuenca del río Rímac colaboran con autoridades nacionales para generar información más completa y detallada sobre lluvias y precipitaciones.

monitoreo participativo

La ciencia ciudadana es una forma de colaboración donde el público participa activamente en investigaciones científicas, logrando una producción conjunta de conocimiento. Las personas voluntarias realizan tareas específicas de investigación que buscan hacer frente a problemas de su entorno.

Existen varios ejemplos exitosos de cómo la ciencia ciudadana puede generar resultados válidos y de calidad e incluso lecciones inesperadas. Se ha aplicado este enfoque en diversos temas como la observación del mar y el espacio, el monitoreo de aves, delfines y muchas especies más e incluso para hacer un análisis comparativo de calidad de agua. Conozcamos cómo puede ayudarnos en el caso de huaicos e inundaciones.

¿Para qué medir la lluvia?

Mucho de lo que sabemos sobre el comportamiento de la lluvia y los huaicos es conocimiento empírico. Las personas que viven en las zonas de riesgo ya han observado los fenómenos en varias ocasiones y tienen información valiosa. Sin embargo, es necesario respaldar esta información empírica con datos. Medir la lluvia nos permite pasar de decir “en la parte alta llovió distinto a la parte baja” a decir “hubo una diferencia de 4 mm entre la precipitación registrada por los pluviómetros de la parte alta y los de la parte baja”.

Esto es importante porque permite que los organismos técnicos e instituciones meteorológicas y las comunidades “hablen un mismo idioma”. Sin duda, las actividades de monitoreo participativo de lluvia pueden propiciar una colaboración con beneficios para ambas partes. Un ejemplo de esto es la experiencia de la Red de monitoreo participativo de lluvias en la cuenca del río Rímac (Red MOP Rímac).

Actualmente, sobre la cuenca del río Rímac existen pocos registros históricos de lluvias, huaicos e inundaciones que tengan suficiente precisión espacial y temporal. Información de este tipo es importante para comprender mejor los fenómenos, permitiendo que las personas estén más preparadas para afrontarlos. Por ejemplo, esta información puede contribuir a entender mejor cómo y por qué es que pasamos de lluvias a la activación de una quebrada con huaicos e inundaciones.

Entender esta relación es fundamental y ayuda a que los Sistemas de Alerta Temprana (SAT) que ya están implementados sean más eficientes. Es así que nace la Red de Monitoreo Participativo de la cuenca del río Rímac (Red MOP Rímac) con el objetivo de generar una red de información que complemente a los datos oficiales.

Esta red, impulsada por Practical Action, apuesta por la ciencia ciudadana como estrategia para el monitoreo de la lluvia en varios distritos de la cuenca del Río Rímac. La Red MOP Rímac cuenta con la participación voluntaria de personas que viven cerca de la cuenca y han sido capacitadas para medir la lluvia usando pluviómetros artesanales y busca ser un aporte a la vigilancia focalizada que SENAMHI plantea para fortalecer el funcionamiento del SAT-Rímac.

Para la temporada de lluvia 2018-2019 la Red MOP Rímac contó con 25 vecinos y vecinas que reportaron datos de manera sistemática con el uso de pluviómetros manuales artesanales desde distintos puntos de la cuenca en los distritos de Ate, Chaclacayo, Lurigancho-Chosica, Santa Eulalia y San Mateo. La información recogida por esta red se compartió y contrastó con las fuentes oficiales del SENAMHI, la red de monitoreo de la cooperación coreana KOICA y la red de monitoreo con estaciones de bajo costo de Practical Action.

Resultados inesperados

El 25 de febrero del 2019, la Red MOP Rímac registró en Chaclacayo un evento de activación de quebrada considerado atípico pues ocurrió durante la mañana y sin días previos de lluvia. Este evento fue registrado por 3 voluntarias de la red de monitoreo participativo ubicadas en la quebrada Los Cóndores con mediciones de: 20, 20.5 y 19.5mm de precipitación acumulada hasta antes del mediodía. A continuación presentamos un mapa comparativo de cómo fue registrado este evento por las estaciones oficiales y la Red MOP Rímac.

monitoreo participativo

Al comparar ambos mapas notamos claramente cómo las mediciones participativas complementan a las estaciones oficiales, capturando eventos locales que de otra manera pudieran pasar desapercibidos. Es decir, gracias a la información de la Red MOP Rímac podemos tener un entendimiento más completo y detallado sobre el comportamiento de la lluvia en un espacio determinado.

Cabe resaltar que SENAMHI, desde sus diferentes direcciones, capacitó a la Red MOP Rímac previo al inicio de la temporada 2019-2020, como parte de las acciones conjuntas para la implementación del SAT-Rímac. Este nexo permite a la ciudadanía acercarse a las autoridades e instituciones y tener un rol activo sobre su entorno y la construcción de la resiliencia comunitaria. La Red MOP Rímac demuestra cómo la ciencia ciudadana permite la participación de las personas en situación de riesgo, desde sus propias dinámicas, necesidades y fortalezas, para hacerle frente a fenómenos como los huaicos e inundaciones.

Puedes conocer más sobre los resultados de la Red MOP en este póster presentado en el primer Congreso Peruano de Meteorología.
Si te interesa formar parte de la Red MOP Rímac, puedes escribir un correo a miguel.arestegui@practicalaction.org