Creciente respuesta para el restablecimiento y resiliencia ante incendios de comunidades de la Amazonía en Bolivia

Por Practical Action en América Latina el 03.06.2024

Durante el 2023, Bolivia vivió uno de los eventos de incendios forestales más catastróficos de la última década, registrando 60 incendios que afectaron a 3,372,369.46 hectáreas, con una especial incidencia en los departamentos de Beni, Santa Cruz y el norte de La Paz. Solo a finales de octubre y durante las primeras semanas de noviembre, se identificaron 1,633 focos de calor en la Amazonía y 1,493 en el bosque Chiquitano. Esta situación crítica posicionó a Bolivia como el segundo país con mayor número de focos de calor a nivel mundial, superado solo por Australia, y convirtiéndose en uno de los cinco países del mundo con mayor pérdida de bosque tropical, según el World Resources Institute.

Los focos de calor, junto con la prolongada sequía y la propagación del fuego, exacerbada por las “quemas controladas” a pesar de su prohibición, fueron los detonantes climáticos y de actividad humana que llevaron a la magnitud de los incendios forestales en Bolivia el año pasado. En la Amazonía, las poblaciones tacana, mosetén y chimán, pueblos indígenas ubicados entre los departamentos de La Paz y el Beni, fueron altamente afectadas, así como las áreas protegidas de alta biodiversidad como Madidi y Pilón Lajas.

Respuesta colaborativa y articulada ante esta emergencia

En coordinación con los gobiernos municipales de Rurrenabaque y San Buenaventura, la regional del Viceministerio de Defensa Civil y el Consejo Indígena del Pueblo Tacana, Practical Action se sumó a los esfuerzos locales para facilitar una primera respuesta a 13 comunidades indígenas gracias al apoyo de la COSUDE y del Fondo Canadá para Iniciativas Locales.

A partir de junio del 2024, a través del Programa de Ayuda Directa, la Embajada de Australia para el Perú y Bolivia, se sumará a estos esfuerzos para fortalecer el restablecimiento temprano tras los incendios forestales en la Amazonía boliviana. Con su apoyo, se beneficiarán 117 familias de cinco comunidades indígenas tacana, chimán y mosetén de los municipios de Rurrenabaque y San Buenaventura, severamente impactadas por los incendios. Las acciones principales incluirán la restauración de sistemas de distribución de agua mediante la adquisición e instalación de tuberías y suministros, así como la distribución de kits de seguridad alimentaria. Estos kits contendrán semillas de ciclo corto para hortalizas, frijoles, maíz y yuca, que con apoyo técnico ayudarán a reactivar las actividades productivas y favorecerán la seguridad alimentaria a corto plazo.

Se espera una mejora significativa en el acceso al agua segura, un incremento en la seguridad alimentaria y una mayor participación de mujeres en la toma de decisiones relacionadas con la planificación y distribución de recursos, facilitando procesos inclusivos y resilientes frente a eventos adversos.

Practical Action reafirma su compromiso con la recuperación y capacidad de desarrollo de las comunidades afectadas por los incendios forestales, agradeciendo profundamente al Gobierno de Australia por sumarse a este proceso.