Más que una taza de café

Por Menila Kharel, Carlos Rueda and Nagendra Bastakoti el 06.03.2020

Puede parecer poco probable, pero tu taza de café de la mañana tiene un enorme poder y significado. Esto debido a que, en algunos casos, la producción de café puede provocar el agotamiento de los recursos naturales y los conflictos socioeconómicos. Pero a su vez, puede ofrecer enormes beneficios sociales, culturales, ambientales y económicos a quienes cultivan este cultivo único.

En Practical Action, entendemos que los cafeteros al cuidar el suelo y fomentar la biodiversidad, pueden ayudar a proteger el medio ambiente y adaptar sus medios de vida para hacer frente al cambio climático. El café es un ingreso importante para los agricultores en varios de los países en los que trabajamos, particularmente Perú y Nepal. En estos países, trabajamos con pequeños productores de café para ayudarlos en procesos complicados como mejorar sus capacidades técnicas y organizacionales, comprender las barreras burocráticas, lograr las certificaciones pertinentes y obtener un precio justo por sus cosechas.

El café también es un cultivo muy especial porque une a los agricultores de diferentes partes del mundo: es uno de esos productos raros que brinda cohesión y una sensación de “nosotros” entre los productores de café asociados. ¡Quizás esta sensación de unidad hace eco en nosotros!, en el sentimiento de unión que todos sentimos cuando estamos bebiendo nuestro café de la mañana.

La producción del café está en aumento a nivel mundial, con un récord de 168 millones de sacos (ICO, 2019) producidos el año pasado

En los últimos años, los caficultores se enfrentan a varios desafíos para mantener la calidad y el volumen de sus cosechas de café. Las plagas y enfermedades, la deforestación, la degradación del suelo y el cambio climático están causando grandes pérdidas. Si el mundo desea continuar disfrutando de una de sus bebidas favoritas, necesitamos explorar soluciones sin más demoras.

Reuniendo a los agricultores

En el típico estilo de Practical Action, abordamos este desafío a través del aprendizaje y la cooperación intercultural. El mes pasado, organizamos un viaje de intercambio de aprendizaje entre dos países del hemisferio sur: Perú y Nepal. Un equipo de nuestra oficina de Nepal, el presidente de una cooperativa de café del distrito de Nepal llamado Sindhupalchowk y un grupo de productores de café visitaron las parcelas cafetaleras de las zonas rurales de Perú.

Aquí, aprendieron sobre las diferentes técnicas y prácticas de cultivo de café sostenible como resultado de diferentes proyectos e investigaciones que nuestro equipo de Perú ha estado haciendo en la región durante más de dos décadas. Se espera que este intercambio genere nuevas esperanzas y entusiasmo entre los cafetaleros de Nepal, así como nuevos aprendizajes y técnicas para mejorar la calidad y la productividad de su café.

Tecnologías, prácticas e innovaciones cafetaleras

una taza de café

Visitamos parcelas cafetaleras, una propuesta de agroturismo y tuvimos la oportunidad de ver iniciativas de negocios ecológicos “negocios verdes” en dos regiones del norte: San Martín y Cajamarca. Fue emocionante ver cómo los agricultores están adoptando diferentes tecnologías y prácticas en sus fincas de café.

Los agricultores nepalíes aprendieron que no siempre es importante tener equipos nuevos y sofisticados. El uso acertado de tecnologías simples y prácticas sostenibles puede marcar una gran diferencia en la producción de café de calidad. Lo que observamos en los cafetales de San Martín incluyó:

  • Diseño de plantación que mantiene la distancia adecuada entre hileras y el espaciado de las plantas
  • Sistema agroforestal con buena diversificación de árboles, cultivos perennes, arbustos, hierbas y otros cultivos; dando paso a actividades interesantes como el cacao, el bambú, la apicultura y la integración de granjas de peces.
  • Fertirrigación (riego por goteo con fertilizante)
  • Acumulación de hojarasca para protección de suelos y Cultivos de cobertura.
  • Trampas para controlar las plagas.
  • Terrazas de formación lenta/ Plantación para evitar la erosión del suelo, entre otros.

La integración del cacao, bambú y arboles dentro de las plantaciones de café está proporcionando ingresos adicionales a los agricultores. Esta diversificación está ayudándolos a lidiar con las fluctuaciones en el precio del café. También, visitamos la cooperativa COOPBAM, donde pudimos observar los equipos de procesamiento del cacao, incluyendo un secador solar y una planta de producción de chocolate.

En la región de Cajamarca, visitamos fincas que se han beneficiado aún más de los proyectos de Practical Action que promueven la diversificación de ingresos.

Además de la producción de café, los agricultores han comenzado a explorar su potencial para desarrollar nuevas opciones de negocios ecológicos, como el agroturismo, el tostado de café, uso de residuos de café (pulpa y cascara) y los animales menores.

Otro de estos nuevos negocios es la crianza de cuyes. Esto fue particularmente interesante debido a su enfoque de economía circular. Una planta que crece en la finca de café, que es apreciada por su capacidad de agregar nitrógeno al suelo, y se usa para alimentar a los cuyes (Eritrina).

Luego el estiércol de los animales se usa para fertilizar el suelo, creando un círculo virtuoso que beneficia tanto al cultivo como al ecosistema.


Innovación, cultura del café y conservación

Hablamos con miembros de una asociación de mujeres, que es un grupo de empresarias que tuvieron la brillante idea de reutilizar los desechos de café creados durante el proceso de despulpado para hacer café, estos residuos se secan y hacen harina para galletas y té de cáscara.

También visitamos una cafetería cerca de la ciudad de Jaén, abierta por una familia de agricultores que se especializan en café de alta calidad. Tuvimos la suerte de disfrutar de una degustación de esta deliciosa bebida. La tienda ofrece degustaciones a los consumidores una vez por semana para fomentar una “cultura del café” en la ciudad, que a pesar de tener algunos de los mejores cafés de calidad de exportación del país, su consumo no recibe mucho interés local. Cosa que está cambiando poco a poco con estas iniciativas innovadoras.

Además de tomar café, la cafetería era un lugar donde se podía llevar computadora portátil para trabajar, leer libros, apreciar el proceso de tostado y conocer la herencia detrás de una taza de calidad.

También tuvimos la oportunidad de visitar el área de agroturismo en Cajamarca con el alcalde de la ciudad de San Jose de Lourdes, donde sus humedales y bosques remanentes estaban siendo protegidos por el proyecto de conservación de aves y en armonía con cafetales de los productores que están adyacentes.

Una experiencia de aprendizaje

Los agricultores nepaleses estaban muy animados por la motivación, el compromiso y la persistencia que los agricultores peruanos habían puesto en sus cafetales. Fue inspirador ver cómo los caficultores han mejorado gradualmente su conocimiento técnico, capacidad y vínculos con el gobierno y otras partes interesadas a lo largo de los años. Los agricultores nepaleses expresaron la fuerza de la producción y calidad de café de Nepal se basa en términos de cosecha selectiva, procesamiento de café y proceso institucionalizado de producción y comercialización de café el cual es apoyado muy de cerca por su gobierno. Hablamos mucho sobre el valor y los beneficios de un modelo cooperativo de producción estandarizado y comercialización de café.

Nuestros colegas peruanos estaban realmente interesados en conocer el papel del gobierno de Nepal y los grupos de usuarios de bosques comunitarios para la protección del bosque y cómo llegaron a acuerdos a lo largo del tiempo que condujeron a bajas tasas de deforestación en todo el país.

“Aprendí mucho sobre las tecnologías y prácticas del café que implementaré en mi huerto. Más que las tecnologías y prácticas, lo que más me gustó es el espíritu empresarial y el compromiso de los agricultores por el café. Nunca pensé que un agricultor podría hacer tanto solo “- Yam Bahadhur Thapa, productor de café, Distrito de Sindhupalchowk

“La diversificación (agroforestería multiestrato, incluido el cacao) en el huerto de café es lo que más me gustó. El huerto se ve limpio y bien administrado. Necesitamos traducir nuestros aprendizajes en acciones para resolver el problema de plagas y mejorar la productividad y la calidad de nuestro café ”- Mandu Thapa, Presidente, Unión Cooperativa del Café, Sindhupalchowk.

Del aprendizaje a la acción

una taza de café

El siguiente paso del viaje de intercambio de aprendizaje será poner el aprendizaje en acciones. Al final del viaje, hicimos una lluvia de ideas sobre las diferencias y similitudes de la producción de café entre Nepal y Perú e identificamos puntos de acción.

Ahora ayudaremos a los agricultores de estos dos países a continuar trabajando juntos para diversificar sus ingresos, fortalecer el agroturismo y, lo más importante, las soluciones y prácticas piloto que pueden ayudarlos a encontrar soluciones a las plagas y enfermedades, la degradación del suelo y los efectos negativos del cambio climático.

Desde Practical Action, continuaremos colaborando con las diferentes partes interesadas para marcar una diferencia duradera en la vida de los caficultores, sus familias y comunidades. Traeremos cambios significativos a través de cada taza de café, porque no es solo una taza de café. Representa los valores y beneficios necesarios para que las generaciones futuras cultiven y consuman café de manera sostenible a nivel mundial.